¿Qué neumático me conviene?



Para elegir los neumáticos que mejor se adaptan a tu vehículo, conviene tener en cuenta tres factores:

1. La dimensión o medida del neumático
2. Las condiciones climatológicas
3. Condiciones de utilización

1. Dimensión del neumático

Antes de cambiar de neumáticos comprueba que son de la misma dimensión que los originales. Si tienes dudas sobre la dimensión que equipa tu vehículo, consultanos.
Otra opción es mirar el lateral o flanco del neumático actual. Cuando no se vayan a cambiar los cuatro neumáticos a la vez es aconsejable no mezclar distintos tipos de neumáticos en un mismo eje. Si sigues teniendo dudas, consulta con nuestros
especialistas en neumáticos, que te aconsejarán cuál es más conveniente para tu coche.

¿Es posible cambiar de dimensión de neumático?

Al cambiar de dimensión de neumático se puede aumentar la superficie del neumático en contacto con el suelo. Si la anchura es mayor el comportamiento del vehículo es mejor en seco y empeora en mojado. Si se opta por un juego de neumáticos de perfil bajo con flancos reducidos, se perciben más las irregularidades del terreno, disminuyendo
el confort. Te recomendamos que consultes nuestros especialistas si quieres cambiar de dimensión en tus neumáticos.

2. Condiciones climatológicas

 Los neumáticos tienen que soportar diferentes condiciones climatológicas: lluvia, fuertes vientos, niebla, nieve, heladas, etc. Todo esto afecta al comportamiento del vehículo, por lo que debemos adaptar la velocidad a cada condición . Antes de un viaje largo comprueba el estado del vehículo y de los neumáticos.






 Conducción en carretera mojada

 En carretera mojada, los neumáticos gastados necesitan mayor distancia para frenar. La lluvia también reduce la visibilidad. El riesgo de aquaplaning también aumenta considerablemente. Si acaba de llover después de una temporada de calor y sequedad, el polvo y el aceite vuelven la carretera deslizante.

 La distancia de frenado en una carretera mojada  es tres veces mayor que en una carretera seca. Un neumático en buen estado evacúa más rápidamente el agua. Por eso, se recomienda comprobar habitualmente la profundidad del dibujo. La profundidad mínima legal es de 1,6 mm. A mayor profundidad, mayor capacidad para evacuar agua.

3. Condiciones de utilización

Como los neumáticos son la única unión entre el vehículo y la carretera, tienen varias funciones como la seguridad, el confort, la adherencia, la distancia de frenado, el ahorro de carburante, etc. Para cada condición de utilización existe un neumático específico.

En ciudad

Si eres un conductor urbano, te damos algunos criterios que te ayudarán aelegiradecuadamente tus neumáticos:

  • Distancia de frenado. Utiliza neumáticos con la mínima distancia de frenado en carretera mojada.
  • Duración. La conducción en ciudad con sus numerosas paradas y arranques exige mucho de un neumático. Elige neumáticos de mayor duración.
  • Ahorro de carburante. Los neumáticos con baja resistencia a la rodadura ahorran carburante.

En carretera o autopista

Los neumáticos tienen una función fundamental en el comportamiento del vehículo a velocidades elevadas. Si tu conducción se desarrolla en su gran mayoría por nacionales, autovías o autopistas, te damos algunos criterios para elegir el neumático adecuado:

  • Distancia de frenada a alta velocidad. Para máxima seguridad, selecciona neumáticos que te den la mínima distancia de frenado en carretera mojada.
  • Confort. Para viajes largos, selecciona neumáticos que ofrezcan cualidades de confort tanto en lo referente a vibraciones como nivel de ruido.
  • Sujeción a la calzada. Selecciona neumáticos con la máximo adherencia y estabilidad.

 

 

 

2018 © Neumáticos Etxebarria, S.A. - Matiena / Euba - Vizcaya